¿Qué es el botulismo?


El botulismo es una enfermedad caracterizada por parálisis de grupos musculares, producida por una toxina elaborada por el Clostridium botulinum, que una bacteria móvil de extremos redondeados (bacilo), ligeramente curvada, dotada de una cápsula (encapsulada) que vive en ambientes desprovistos de oxígeno (anaerobia), y que forma esporas de forma oval, cerca de sus extremos, muy resistentes, durante su vida vegetativa (bacteria esporiforme).

Estas esporas son muy resistentes al calor, hasta el punto que sobreviven a las elevadas temperaturas que destruyen a las bacterias que no forman esporas.

Tipos de Botulismo


Existen 3 formas de botulismo de causas naturales:

Botulismo alimentario

Causado por la ingestión de alimentos en los que ya se ha preformado la toxina botulínica. Los vegetales han sido el vehículo alimentario más importante para toxina botulínica en los EEUU. La leche, los productos lácteos y la carne de cerdo y de pollo han causado un escaso número de casos de intoxicación botulínica.

Botulismo infantil

Causado por la ingestión de Clostridium botulinum que produce la toxina en el intestino.

Botulismo traumático

Causado por la infección de una herida por el Clostridium botulinum que secreta la toxina en el interior de dicha herida.

Transmisión

El botulismo no es transmisible de persona a persona. Incubación: Los síntomas comienzan transcurridas entre 6 horas y 2 semanas tras la exposición (más a menudo entre 12 y 36 horas).

Síntomas y signos


  1. Afectación simétrica de nervios craneales
  2. Boca seca.
  3. Visión doble
  4. Visión borrosa
  5. Pupilas dilatadas o que no reaccionan a la luz o la oscuridad
  6. Párpados caídos
  7. Debilidad simétrica descendente de los músculos respiratorios
  8. Parálisis descendente de los músculos de la cara
  9. Estado mental intacto
  10. No hay alteración de la sensibilidad
  11. No hay fiebre

Diagnóstico


  1. Historia y exploración física
  2. Confirmación por el laboratorio
  3. Demostración de la toxina en el suero, las heces o alimentos.
  4. Cultivo del Clostridium botulinum en heces, heridas o alimentos

Tratamiento


El diagnóstico precoz es esencial, la antitoxina botulínica reduce efectivamente la gravedad de los síntomas si se administra precozmente. El tratamiento en cuidados intensivos es necesario, con inclusión de la ventilación mecánica.

Una inmunidad pasiva puede obtenerse mediante la administración de antitoxina botulínica equina o por globulina hiperinmune humana, mientras que una inmunidad endógena puede ser inducida mediante inmunización con toxoide botulinico.

Medidas de control


  1. Los pacientes con botulismo no necesitan ser aislados.
  2. Calentar los alimentos a una temperatura interna de 85º al menos durante 5 minutos, destruye la toxina botulínica de los alimentos.
  3. La piel intacta es impermeable a la toxina botulínica.
  4. Los objetos o superficies contaminadas deben ser lavados con una solución al 0,15% de hipoclorito.





¿Radiaciones electromagnéticas? más dañina es la luz solar


Hay pocos temas más polémicos que las famosas radiaciones electromagnéticas y no pretendemos ofrecer una visión única, sino una visión científica, cogiendo la teoría y los hechos y buscando explicaciones.

¿Qué es la radiación electromagnética?


La radiación electromagnética es una combinación de electricidad y magnetismo, son la base de la luz solar, los rayos X, los rayos ultravioleta o las ondas de radio, todas estas hondas son radiaciones electromagnéticas.

Estas radiaciones se miden dependiendo de su longitud de onda y frecuencia tal y como podéis observar en el dibujo: La radiación solemos clasificarla en dos grandes grupos dependiendo de la cantidad de energía que son capaces de transmitir a la materia (y por lo tanto de dañarla): los que la transfieren directamente y los que lo hacen indirectamente en la Paz Mental.

Las ondas electromagnéticas de los móviles, microondas, luz, infrarrojos, etc. pertenecen al segundo grupo.

¿Qué diferencia a la radiación electromagnética?


Su longitud de onda como hemos visto en la imagen, a menor longitud de onda, más energía tienen y más daño realizan. Por lo tanto, si ordenáramos las radiaciones electromagnéticas dependiendo de su peligrosidad tendríamos lo siguiente:

  1. Rayos Gamma, que no recibimos
  2. Rayos X, solo de uso médico
  3. Ultravioletas, al exponernos al sol
  4. Luz visible
  5. Infrarrojo
  6. Microondas
  7. Ondas de radio, televisión, telefonía, etc.


Es decir, nuestra luz natural mucha más energía que las radiaciones electromagnéticas, mucha más. La luz natural es 1.000.000.000 de veces más dañina que las radiaciones electromagnéticas, al menos según la teoría, que se ve demostrada por la práctica, los rayos gamma, X y ultravioleta son capaces de dañar el DNA y provocar tumores, no así el resto de ondas.

¿Y los posibles efectos dañinos?


El separarte un metro de la radiación no afecta, ni lo más mínimo, ¿pero os habéis preguntado que es mantener una misma posición forzada para los músculos del cuello? haced la prueba, coged un libro, ponedlo al lado de la oreja y mantenedlo diez minutos, sin apartarlo de la oreja.

Es mucho más dañino para el cuello (y de ahí la mayoría de los dolores de cabeza) mantener una posición forzada, que las radiaciones de un móvil, que por ionizar, no pueden ionizar ni una molécula de agua, mientras sol tiene una fuerza dañina 1.000 millones superior.