¿Qué significa tener una dieta balanceada?


Cada vez existen más personas que toman conciencia de la importancia de llevar una dieta balanceada. Si bien durante muchos años fueron famosos los regímenes “milagro” como método para bajar de peso, en la actualidad es más la preferencia por comer sano de forma permanente.

Estos planes de alimentación buscan adaptarse a las necesidades de cada uno sin tener prohibiciones de nutrientes. A su vez, brindan la energía requerida para las funciones mentales y físicas, e inciden en la prevención de una gran variedad de afecciones.

Con tantas ideas sobre la alimentación que han surgido con el transcurrir del tiempo resulta normal no tener claro qué significa tener una dieta balanceada, Por ello, ahora deseamos compartir sus principales rasgos y algunos consejos para mejorarla.

¿De qué se trata una dieta balanceada?

Tener una dieta balanceada significa escoger una forma de alimentación que brinde todos los micro y macronutrientes que necesita el cuerpo. En otras palabras, es un plan variado y completo, en el que es posible comer “de todo un poco”, pero en su justa proporción.

De igual forma, se trata de saber realizar buenas escogencias alimenticias, evitando aquellos productos que posiblemente resulten perjudiciales. Si bien no significa seguir un régimen estricto, si aconseja combinar de manera adecuada los alimentos y evitar los excedentes de calorías.

Por otro lado, es de importancia resaltar que estos modelos de alimentación tienen en cuenta una diversidad de factores de cada persona. Por ejemplo, buscan adaptarse al estado de salud, peso actual de la persona y a la edad, Así pues, el consejo general es idearlos de la mano de un experto o nutricionista.

Otras características de la dieta balanceada son:


  • Cuidar las porciones y combinar de manera adecuada las proteínas, grasas e hidratos de carbono.
  • Ingerir hasta cinco comidas al día, tres principales y dos meriendas.
  • Evitar todos los extremos, ni poco, ni mucho.
  • No dejar por fuera ningún conjunto de nutrientes.

Consejos para tener una dieta balanceada

La primera recomendación para llevar una dieta balanceada es entender que no es comer sano por unos días. A diferencia de los planes hipocalóricos o milagro, estos tipos de nutrición buscan hacer entender que comer saludable es una forma de vida.

Por ello, antes que nada, se tiene que cambiar el concepto de “dieta”, definiéndolo como una costumbre irremplazable y permanente. ¿Qué debes de tener en cuenta para mejorarlo? Aunque pareciera no ser posible, existen muchos consejos para seguir este tipo de alimentación.

Tener una dieta balanceada no es sinónimo de comer platos monótonos o insípidos. Lejos de esto, es asegurar un aporte adecuado de nutrientes necesarios, incorporando todos los estilos de alimentos en las comidas habituales. Entonces, en general, debe tener:


  • Mariscos y pescados.
  • Semillas y frutos secos.
  • Cereales integrales.
  • Carnes magras.
  • Lácteos bajos en grasa.
  • Aceites saludables (canela u oliva).
  • Legumbres (garbanzos, frijoles, lentejas, etc.)

Controlar el tamaño de las porciones

Es normal que algunas personas opten por comer abundantes platos, de hecho el doble de lo aconsejado. Pero, si la idea es llevar una dieta balanceada, es necesario controlar el tamaño de las porciones.