Ciberseguros, una cobertura pensada para empresas


Es cierto que hasta hace poco cuando hablábamos de seguro, nos referíamos a una forma de proteger aquello que más queremos como por ejemplo propiedades, bienes y personas cercanas, sin embargo, en la actualidad ha surgido una nueva modalidad se seguro llamado ciberseguro.

Dicho seguro esta principalmente pensado en las empresas que quieran protegerse de las amenazas de la red, pero ¿Qué es un ciberseguro? Para responder a esta pregunta a lo largo de este articulo te hablare en detalle acerca del ciberseguro para empresas.

¿En qué consiste un ciberseguro?

Como su nombre lo dice, este Inbursa seguro está pensado en resguardar a una entidad o empresa, de todos los riesgos que suponen los ciberataques, los cuales pueden causar pérdidas de información, daño en el sistema, los datos comerciales, entre otros. Todos estos problemas han hecho que las compañías aseguradoras briden un servicio especialmente dedicado a proteger estos riesgos para que no pase a mayores.

El ciberseguro para empresas actúa de manera similar a cualquier otro tipo de seguros, de suceder el ataque cibernético, la aseguradora se encargará de cubrir los gastos que conllevan arreglar los problemas causados por dicho ataque.

Coberturas del ciberseguro

Son muchas las ventajas que ofrece este tipo de seguro, los cuales pueden variar dependiendo del contrato que se haya efectuado, mayormente estos varían dependiendo de qué tan grande sea la empresa, así como también la magnitud de lo que se quiere resguardar. Entre las principales coberturas que ofrece el ciberseguro se encuentran:


  • Responsabilidad por las pérdidas de datos tras el ataque o algún error de procedencia interna.
  • Cobertura de reclamación en caso de que se hayan violado los derechos de propiedad de un contenido propio de la empresa.
  • Cobertura jurídica y asistencia en el juicio, la aseguradora se encarga de los gastos que suponen las multas y sanciones de organismos reguladores.
  • Cobertura ante reclamaciones por incumplimiento de la custodia de datos.
  • Cobertura total de pérdidas de ingresos netos ocasionados por un ataque que haya vulnerado la seguridad.
  • Cobertura de los datos resguardados en la nube.
  • Cobertura de los gastos de reparación ante un ataque que haya generado pérdidas de datos, así como también todo lo que haya sido perjudicado en dicho ataque.
  • Asistencia técnica en caso de que se presente algún signo de intento de vulnerabilidad en el sistema.